Técnicas básicas de buceo Parte 1: Respiración

Después de las técnicas de buceo para mejorar flotabilidad y ecualización, lo que más nos piden es ayuda para mejorar la respiración durante el buceo. Una de las preguntas más frecuentes que hacen los buzos principiantes a nuestros instructores y divemasters, es ¿qué tengo que hacer para mejorar mi consumo de aire?

Respirar es algo básico, sin embargo hay bastantes técnicas y tips para manejar tu respiración durante el buceo y que te ayudarán a mejorar tu consumo de aire, pero como todo en el buceo no hay soluciones rápidas o atajos, todo toma tiempo y práctica para desarrollarse y mejorar. Sigue leyendo para descubrir cómo mejorar tus técnicas de respiración durante el buceo.

Respiración durante el buceo

Cada buceo que hacemos está limitado por el suministro de gas atado a nuestras espaldas. Tratamos – a veces sin éxito – de que dure el mayor tiempo posible, pero las corrientes rápidas, las heladas temperaturas y otros desafíos pueden obligarnos a consumir aire más rápidamente de lo que nos gustaría.

Aunque estas cosas están típicamente fuera de nuestro control, los buzos podemos aprender a optimizar nuestra respiración para hacer el consumo más eficiente y prolongar ese precioso suministro de aire hasta donde pueda llegar.

¿Cuál es la regla número uno en el buceo?

¡Nunca contengas la respiración! Respirar correctamente es realmente importante cuando se bucea y esto es algo que tu certificación PADI cubrirá desde el principio. No sólo ayuda a relajarte, sino que también es fundamental para tu consumo de aire y ayuda a controlar la flotabilidad.

Puede que pienses que es seguro contener la respiración en una inmersión, ya que tienes acceso al equipo de soporte vital bajo el agua, pero la realidad no podría ser más contraria. Una de las primeras reglas del buceo seguro es no contener nunca la respiración, sino mantener las vías respiratorias abiertas tanto como sea posible, respirando normalmente. Aunque puede ser tentador contener la respiración en una inmersión como medio de conservación del aire o control de la flotabilidad, puede ser bastante peligroso (y va en contra de tu entrenamiento).

Bucear lenta y tranquilamente es la clave

¿Por qué decimos esto? Te platico; contrario a lo que la mayoría de la gente piensa, el impulso de respirar no está controlado por la falta de oxígeno, sino por un nivel elevado de dióxido de carbono. Cuanto más bajo sea el nivel de dióxido de carbono en el cuerpo, más débil será la necesidad de respirar. Esta es la razón por la que, antes de la mayoría de los ejercicios de contención de la respiración, las personas hiperventilan durante unos segundos, ya que esto les permite expulsar tanto CO2 de su cuerpo como sea posible, lo que prolongará su contención de la respiración.

Dado que el CO2 es el principal culpable de que queramos respirar, la cuestión es cómo reducir o controlar el nivel de CO2 en nuestro cuerpo, para que podamos tener una frecuencia respiratoria controlada. El CO2 es un subproducto de la actividad, así que cuanto más uses tus músculos, más CO2 producirás. Por lo tanto, el primer paso para controlar los niveles de CO2 es reducir la actividad innecesaria tanto como sea posible, para reducir la producción de CO2.

Cuando aprendas a bucear, tu instructor te enseñará a patear suavemente con las piernas estiradas. Hacer esto con el equipo de buceo atado a tu cuerpo puede parecer difícil al principio, pero en realidad no lo es, una vez que te acostumbras a ello.

Técnicas de respiración para buceo

Algo tan sencillo y es uno de los fundamentos más importantes del buceo. Cada vez que respiras mientras buceas, estás consumiendo el aire de tu tanque y afectando tu posición dentro del agua. Por lo tanto, es más importante que nunca estar consciente de llevar una respiración calmada y profunda, ya que si tomas jalones cortos de aire, vas a consumir más aire que te va a durar menos.

La mejor manera de respirar para rendir en energía y consumo de aire de tu tanque es respirar con el diafragma, ya que este bombea el oxígeno de la manera adecuada. ¿Por qué? La mayor parte del intercambio de gases se produce en el tercio inferior de los pulmones, por lo que realmente quieres empujar el aire que inhales hacia la parte inferior de los pulmones, y la clave para lograrlo es el uso del diafragma. Este tipo de respiración también ayuda a disminuir la frecuencia cardíaca, lo cual ayuda a la relajación.

Sabrás que estás respirando usando el diafragma adecuadamente cuando tu estómago se mueve infla y desinfla con cada inhalación y exhalación. Inhala, infla tu estómago; exhala, e imagina que aprietas tu estómago. Al principio puede sentirse raro, pero esa es una respiración consciente. Así es como segmentas tu respiración para optimizar el consumo de oxígeno.

Recordemos también que el buceo es, después de todo, un deporte acuático, así que mantener un alto nivel de condición física también mejorará el rendimiento respiratorio del buzo y contribuirá a una mayor eficiencia bajo el agua. Cuanto más en forma estés, mejor será tu respiración. Las actividades cardiovasculares como correr, montar en bicicleta y nadar fortalecen el corazón, y también hacen que tu respiración sea más eficiente.

Flotabilidad a través de la respiración

El control de la flotabilidad es la capacidad de flotar durante un período de tiempo, esto puede ser en la superficie del agua o debajo del agua a cualquier profundidad. Es muy importante aprender a controlar la flotabilidad, especialmente cuando se bucea en un destino como Cancún – una regla de oro es no tocar los arrecifes. Así que necesitas saber cómo bucear libremente en nuestros preciosos arrecifes, pero sin acercarte demasiado y sin tocarlos accidentalmente.

La flotabilidad se controla predominantemente con pesas. Cuando completes tu certificación PADI aprenderás cuánto peso necesitas para poder permanecer bajo el agua (y también para no volver a flotar a la superficie).

Otra forma de controlar tu flotabilidad es a través de tu respiración. Al respirar lentamente hacia adentro y hacia afuera, notarás que esto afecta tu flotabilidad. Así que con un poco de práctica te darás cuenta de cuán grande es la respiración que necesitas tomar y cómo esto controla tu flotabilidad.

Buceo en Cancún

Al ser un majestuoso destino de buceo, es bueno que sepas esta información antes de practicar el buceo en Cancún, ya sea que vayas a bucear por primera vez, te quieras certificar como buzo o si sólo estás haciendo una inmersión recreativa. ¿Por qué? Porque algunas de las áreas de arrecifes de Cancún y Cozumel incluyen túneles o áreas estrechas de arrecifes de coral donde hay que tener cuidado. También si visitas el Museo Subacuático de Cancún definitivamente querrás poder maniobrar y detenerte para tomar algunas fotos frente a las estatuas. Para todo esto, necesitas poder controlar tu respiración, y eso te lo enseñaremos durante tu certificación de buceo en aguas abiertas.

¿Listos para vivir una vida llena de aventuras bajo el agua?
¡Haz click aquí y obtén tu certificación de buceo en Aguas Abiertas!