Tips para Mejorar tu Consumo de Aire

Uno de los temas que más preocupa tanto a buzos principiantes como a avanzados es mantener el consumo de aire en un nivel óptimo. Quedarse sin aire es incómodo y puede generar pánico además de terminar la inmersión prematuramente al llegar a la reserva de aire demasiado rápido.

Es muy común que los buzos novatos consuman en exceso el aire durante sus primeras inmersiones hasta que hayan adquirido un cierto nivel de experiencia y su consumo comience a estabilizarse.

Pero afortunadamente tenemos unos consejos para que desde un principio domines el arte de mejorar tu consumo de aire. Hay muchas técnicas que puedes seguir para optimizar de forma segura tu consumo de aire, practica las que a continuación te compartimos.

Ponte en forma – Cuanto más en forma estés, tu sistema cardio vascular y tus pulmones serán más eficientes en el intercambio gaseoso, y necesitarás menos oxígeno.

Respira despacio – Respira lentamente, cuando sea posible alarga ligeramente la pausa después de la inhalación, relájate. Respirar profundamente proporciona un intercambio gaseoso en los pulmones más eficaz.

Respiracion Buceo

Relájate – El factor más importante en el ahorro de aire es la relajación. Un buceador estresado o ansioso puede consumir fácilmente el doble o el triple de lo que necesitaría estando relajado.
Gafas  – Muchos buceadores utilizan mucho más aire del que necesitan para vaciar la máscara. Aprende a vaciarla con la cantidad de aire necesaria.
No derroches aire – Cuando sea posible y seguro, utiliza el tubo respirador en lugar del regulador.

Buceo Consumo De Aire

Mantente horizontal e hidrodinámico – Mantenerse horizontal es un factor importante que reduce significativamente la resistencia al movimiento a través del agua, y que por tanto tiene una relación directa con el consumo de aire. Si utilizas un traje seco, procura inyectar la menor cantidad posible de aire en el traje, lo justo para aliviar el placaje.

Temperatura – Cuanto más se enfríe nuestro cuerpo, mayor será nuestro consumo de aire para mantener la adecuada temperatura corporal.

Economiza tus movimientos – No utilices tus brazos y manos para nadar, mantenlas pegadas al cuerpo o cruzadas frente al pecho. Muévete siempre despacio, como a cámara lenta, y aprende a utilizar la corriente a tu favor para desplazarte.

Adicional a estas técnicas te recomendamos estar descansado y que estés preparado mental y físicamente para realizar la inmersión. Si deseas que tus próximos buceos sean una increíble experiencia, certifícate con Aquaworld y deja que te llevemos a los mejores lugares en Cancún y la Riviera Maya para bucear.